jueves, 23 de octubre de 2008

Alzheimer




¿Y las llaves, dónde están?
Así es siempre. Con las llaves, la camisa, el reloj, los fósforos. Y yo a veces también pierdo algo; la paciencia.
Pero no me queda de otra. Mi padre padece Alzheimer.

2 comentarios:

Rose Kavalah dijo...

de veras lo padece?
de ser así lo siento de mucho...

en cualquiera d los dos casos desgarrador el micro este.

Laín Deba dijo...

No, Rose Kavalah, es sólo una descripción de muchos hijos que sí padecen el cuidado de sus padres.

Gracias, amigo por pasar por mi blog.

Un abrazo