viernes, 17 de octubre de 2008

La vil paloma




¿Por qué siempre he de ser yo el abandonado? Me decía allí, parado solo y llorando en silencio; luego que mi novia se fue y dio todo por terminado.
Y en aquella plaza gigante, aquel día fatal, y justo en mi hombro; una vil paloma me pegó más hondo…


4 comentarios:

Anónimo dijo...

hola.Buscaba otros escritos y ví tu blog.Me gusto el microrelato de la paloma.Esta genial.
Chao
Antonio d.

Laín Deba dijo...

Antonio, gracias por pasar por aquí, leer y dejar un comentario.

Laín

Luis I. Rodríguez B. dijo...

Cada quien tiene su encanto y busca perfeccionar su forma de pensar. El hombre tiene que aprender a despertar de su superficialidad.

Laín Deba dijo...

Cierto Luis, porque o sinó, todos seguiremos cagándonos en los demás, no?
(Lo uní con el micro de la paloma)

;)

Un abrazo y gracias