jueves, 21 de abril de 2011

Prostitución del espíritu



¡Tanto que se ha criticado al cuerpo y a las prostitutas!
A aquellas que realmente sufren en lo interno; las pobres del alma en la vida.

Y la prostitución del espíritu, ¿Acaso no es crítico y realmente criticable?
¡La gente dice sin hacer y hace sin sentir! ¡La gente aún no entiende la metáfora de María Magdalena!
¡Pura por dentro, no es cualquiera!


2 comentarios:

Francisco Espada dijo...

Respondo con palabras ajenas: "Oídme todos y entended. Nada hay fuera del hombre que, entrando en él, pueda contaminarle; sino lo que sale del hombre, eso es lo que contamina al hombre"
Sabemos que está referido a los alimentos que suponían impuros, pero no deja de ser válido para señalar que lo dañino de las personas sale de su corazón.

Laín Deba dijo...

...Pues veo que por usted responde quien un día las dijo; y siguen siendo palabras ciertas y cortantes, como espada.

Gracias por visitar estos desiertos, señor.
Le agradezco en verdad!