viernes, 10 de septiembre de 2010

Payaso de la ironía


Era el típico jefe soberbio, enojón y amargado que a todos ofendía en público usando denigrantemente la palabra “Payaso”.
Pero de un día para otro, jamás usó esa palabra. Sufrió una parálisis facial que le provocó una forzada sonrisa.

4 comentarios:

Francisco Espada dijo...

Una carambola de no sé qué aires me marcó el rumbo y llegué a esta playa, donde quiero quedarme varado para disfrutar de su contenido.

Laín Deba dijo...

...pues sea usted muy bienvenido, estimado señor mío, aunque tenga un poco botados mis escritos...

Muchísimas gracias.
Y créame...le devolveré la visita.

Un abrazo

Javier Ortiz dijo...

Vaya que las cosas dan vueltas. Es la ironía de la vida.

Excelente micro Laín.

Un saludo.

Laín Deba dijo...

Hola Javier!!!

Pues sí...así es la vida, dicen.Y pareciera ficción, pero muchas veces es real.

Un abrazo y que tengas un muy buen año!
Te visitaré pronto, amigo!