martes, 13 de julio de 2010

Gramática de Vampiros


Después de la sangria y los dos puntos: todo cambia.

2 comentarios:

Rudy Spillman dijo...

Muy bueno y original, Laín. Yo, al señor de los "colmillos creciditos" le respondería: "Es verdad, todo cambia. Pero si acertamos en colocar un punto en medio de la letra con una estaca de madera, al amanecer, y ayudarnos de un martillo para que quede bien impreso el punto, lograríamos terminar con ese tipo de gramática.
Feliz fin de semana, amigo.

Laín Deba dijo...

ojojoojojo, pero qué buen remate, amigo mío, jajajjaj muy bueno, muybueno eh!

Gracias, gracias por pasar por aquí.

Un abrazo y feliz fin de semana también.